miércoles, 26 de noviembre de 2008

Duros a cuatro pesetas...


Hoy incumpliré una promesa, o varias, según se mire. Pero puestos a ir al infierno o al purgatorio o donde Dios decida, prefiero ir por motivos de verdad, ganaditos bien a pulso. Hace tiempo le prometí a mi madre y a dos personas más que no insultaría a nadie en esta página. Una de esas dos personas, se reirán, fue un sacerdote que me confesó en víspera de exámenes de septiembre, por aquello de acudir a lo que sea para conseguir el aprobadillo, que no se me enfade el clero. La otra persona me lee a diario, me quiere y me respeta, a la vez que me soporta, lo cual no es plato de buen gusto, la vida del excéntrico, ya saben...
Pero basta de mareos literarios y explicaciones. Ayer recibí en el correo una publicidad de esas de tarjetas de crédito fáciles, sí, las "Blucard" o "Yellowcard" o las "Susmuertos People", esas que te dan 30000 napos del ala el mismo día, a la vez que te animan a que te vayas de viaje con la pasta, o para un coche, o para esa reformita que querías hacer en el cuarto de baño. Eso, tome el dinero y corra caballero, y con esto y un bizcocho, vida ideal y desahogada, al menos hasta mañana a las 8. Si, a las 8, tempranito, porque no tardarás mucho en repagar el favor que te hacen con la maravillosa "Greencard Love the World", pero, claro, ahora no deberás 30000, los cuales te has pulido en ponerle esos alerones guapos al buga y llevarte a la chorbi a Chipiona para tirarte el pegote, no, ahora debes el doble cariño,60000 leurillos, y a la voz de ya, que si no te mando un tio que te joda la vida y te meta en listas negras,allí donde habitan las malas personas.
A mi madre, a aquel sacerdote de turno y a la incondicional de mis momentos íntimos, Lo siento, ya os compensaré de otra manera por faltar a mi palabra, pero es que hay días en que el impulso resulta más poderoso que las buenas intenciones. Por eso,a los de las tarjetas fantásticas, Hijos de puta, Hijos de la grandísima puta. Y os lo digo libre de intereses...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno kike, es una verdad tu sabes!pero bueno ya te comentaré en persona algo de esto...jajaja...un besote guapo!

Anónimo dijo...

La verdad es que es la leche!Te ofrecen el oro y el moro a cambio de elevados interes y de una soga al cuello, pero no podemos olvidar que estamos hablando de empresas(normalmente sin ningun tipo de etica/moral) y que los culpables, de alguna manera son las personas que acudena a este tipo de servicios. Señores, no se puede vivir por encima de las posibilidades de cada uno!!. Patri

Anónimo dijo...

si patri, pero no creo q el q acude a ello sean culpables, stan desesperaos. y llega un cabron q t ofrece el oro y el moro, de ahi a la usura hay poco

Anónimo dijo...

ahora son los primeros q se hunden

Anónimo dijo...

Si tienes apuros económicos, lo último que debeías de hacer es añadir mas deudas de las que tienes o aunarlas xq al fin y al cabo te la dan por otro lado(ya sean interese u otra cosa). Es pura lógica...Patri^^

Anónimo dijo...

ya pero la logica en esos momentos es dificil, lo digo por experiencia

Anónimo dijo...

Ante una sitiuacion de esas características, una persona se es capaz de agarrarse a un clavo ardiendo, pero si estas hasta arriba de deudas,no te eches una más!!!

kikofen dijo...

esta claro

JuanMa dijo...

Kike, más vale auparnos en los valores del civismo que caer arrastrado en estos hijos de intereses, y que bien queda, nunca de este agua no beberé, díselo a mi hija, la hipoteca.

Anónimo dijo...

ese kike oe!!! beso gordo :-)