viernes, 26 de junio de 2009

Invencibles...

No hay mayor delito que dejar un cuadro inacabado. Faltaba el pequeño, faltaba su fuerza, ahí va mi canto a su digna raza…
Escribe su leyenda con tinta bañada en nobleza. Tiñe de disciplina cada vista que dedica al frente. Jamás agacha su mirada, tampoco la alza hacia el cielo, pues hay almas que saben apreciar la belleza de los momentos cercanos sin decorados inútiles. Camina gritando los valores plenos de cualquier existencia, con ademán seguro, como los guerreros de antes, fieles únicamente a la espada y a su estirpe, pero limpios del pecado de quien juega a la mentira. Conoce el idioma de la franqueza, apretando el puño contra el injusto, portando la bandera de valores únicos que queman en las manos de prójimos que le guardan envidia eterna. Frunce el ceño ante la indiferencia, clava sus ojos negros sobre la pereza. Olvida lo imposible para abrazar lo que cree verdadero, las supremas leyes de la naturaleza, esas que postulan en silencio, con el lenguaje de los grandes sabios que dicen sin decir nada. Su honor existe en el infinito, en tierras de navegantes sumidos en océanos por simples corazonadas. Donde otros abandonaron él vigila el horizonte convencido de su hazaña, tan seguro de sus sentidos como el latir de un corazón que retumba en los muros bajo los que reside el hastío, despertando intenciones, animando al más sufrido lamento…
Logra seducir adjetivos olvidados, coraje, fuerza, garra, carácter, tan marginados en nuestro tiempo, tan vivos en su dicha. Dibuja una sonrisa sincera sólo cuando su alma llora de carcajada, mas expresa sin expresar, dignificando el gesto mil veces esclavo de trances vacíos en otras fauces, tan maltratado por otros yelmos en cientos de guerras perdidas, rescatando lo puro de lo humano...
Advierte el miedo en el cobarde, enemigo de la impaciencia, no se derrite ante lo inesperado. Pasos de plomo para un mundo que hace resbalar al más valiente, pero consciente de sí mismo, como el lobo que persigue siendo perseguido, demostrando espíritu indomable, presagio de su honorable apellido... Hoy quise que tuvieras unas letras dedicadas de tu hermano, sangre de tu misma sangre, tan diferentes los dos, tú fuego, yo aire, y a la vez iguales, tu pundonor, mi orgullo, pero, tan invencibles si navegamos juntos en ésta ciénaga de vida... que ni te lo imaginas…

Feliz cumpleaños

16 comentarios:

Tita Inma dijo...

Es muy bonito lo que le has dedicado a tu hermano. Tita Inma

Anónimo dijo...

enhorabuena, te vuelves a superar. besos. ana

marina dijo...

envidio a los que describes. debe llenar tanta palabra magica. espero que pases un buen fin de semana

Patri dijo...

faltaba un cuadro por pintar. felicidades kike, y felicidades rafa por tu cumpleaños. sois muy afortunados. tu blog es maravilloso

jcarlres dijo...

me uno a las enhorabuenas. un saludo

xxxx dijo...

me ha encantado. besos

Mariló dijo...

Te he dicho mil veces,artista, y hoy lo vuelves a demostrar.Describes como nadie.
Felicidades Rafa y enhorabuena a ti kike.mis niños.

Anónimo dijo...

weno, tu que pasa? que me tienes que hacer llorar todos los dias? Tu prosa es magnifica. Que gran escritor se esta perdiendo el mundo. Algun dia lo conseguiras. Felicidades rafa

Anónimo dijo...

espectacular

Rafa dijo...

gracias hermano, juntos invencibles...

Anónimo dijo...

muy bueno kike.

Anónimo dijo...

Y no está guapo ni na en la foto!

Anónimo dijo...

Felicidades Rafa. Algún día sereis un gran binomio los dos, pues creo que os complementais en muchas cosas. Lo importante es que os aporteis el uno al otro "cosas" que os facilite la vida.

Anónimo dijo...

cuando me vas a escribir a mi!! muchoc besos wapo

Anónimo dijo...

Muy bueno!!Felicidades Rafita, con dos dia de antelación...ea, ya no podrás quejarte, por fin te han escrito a ti tb!!!Besos kike

María Vázquez

Anónimo dijo...

bravo