lunes, 26 de enero de 2009

Terapias varias...

Si mi dicha va a consistir en dibujar momentos amables, divertir con letras fáciles al anónimo que se asoma, revestir de colores pastel una existencia insulsa y pasar a otra cosa como si nada, la terapia no tendría sentido.
Si tus entrañas no gritan al ver la foto de la desvergüenza, si tu gesto no se tuerce ante la herencia de la ignominia, de nada vale que juegue con expresiones y mensajes. El ser humano, tan cruel como maravilloso, tan humano como inhumano, por paradójico que parezca, es miel entre los dedos, tan maleable, brillante, pero empacha. Empachan los abusos de poder, los delirios de grandeza, la indiferencia, el cinismo... No soy ejemplo de nada, Dios me libre, pero he entendido con el tiempo lo que no me canso de repetir, como gazpacho, la bondad la podemos aprender, desde fuera hacia dentro o viceversa, factible aunque difícil, por utópico que resulte.
No les llevaré al desengaño, la felicidad como elemento estable no existe, pero hay algo aún más importate que podemos alcanzar, más cercano y dependiente de nuestros actos, una estabilidad para con nosotros mismos que nos haga estar a gusto con nuestro entorno, desde lo que vestimos hasta lo que miramos. El camino hacia ese estado radica, indudablemente, en uno mismo. Si algo ha demostrado el ser humano en siglos de historia es hacer posible lo imposible y demostrar que el cambio puede triunfar, y de forma rápida, desafiando leyes naturales incluso, lo que ninguna especie logró conseguir...
En esa lucha me encuentro. Mientras, intenten ser buenas personas, la terapia que sigan es lo de menos...

5 comentarios:

marina dijo...

la terapia que yo sigo es diferente pero me vle, consiste en intentar no enfadarme conmigo misma y ser positiva. a veces me cuesta. un beso

rolandoC:: dijo...

yo veo la tele para eso.jajaja

Anónimo dijo...

que rabia y qué tristeza me da ver una imagen así....creo que los humanos tenemos más de cruel que de maravilloso, y más de inhumano que de humano, aunque quiero creer, que cada día uno intenta luchar consigo mismo para desterrar todo lo malo que crece en el interior de cada uno debido a la sociedad, al mundo que hemos creado...todo podría ser mucho mejor, pero unos pocos se encargan de que no sea así...que pena..
María VO

Ivan_troubles dijo...

la sociedad la creamos nosotros, los politicos los votamos nosotros, nosotros elegimos hacer el bien o el mal, y nosotros somos los que tenemos q dar ejemplo, estoy deacuerdo contigo maria, y contigo kike

kikofen dijo...

la foto es una pasada